5 años de emociones

La semana pasada el blog "Lo que me sale del bolo" cumplió 5 años.
Desde aquí queremos compartir con nuestra socia y amiga Mercedes Milá la inmensa alegría que conlleva tirar adelante un proyecto como éste .
Como ella dice las cosas deben celebrarse, todas las cosas buenas que nos da la vida y ésta es una de ellas.
Aquí os dejamos el post que Mercedes escribió para celebrar esta fecha tan importante:


Soy mala con las fechas. Me gusta recordarlas y celebrar lo que haga falta, pero no suelo llevar nada apuntado y, si no me lo recuerdan, no suelo felicitar santos, cumpleaños o celebraciones. Me gusta mucho hacerlo cuando me lo soplan y eso es lo que me ha ocurrido hoy.
Hoy la web de Telecinco es un inmenso regalo, inmenso. Ahí encontraréis la razón de por qué he elegido hoy, esta fotografía. La niña que levanta los brazos y celebra una copiosa lluvia podría ser yo. La niña abre sus dos manos y grita de alegría. Podría ser yo. Hoy hace 5 años que me hicieron un regalo que nunca podré agradecer suficiente.
El 17 de Enero debería ser una fecha marcada a fuego: ese día de hace 5 años empecé a escribir un blog, nuestro blog. Me lancé al vacío empujada por Ana Bueno, la directora de la web de Telecinco. Ana confiaba en lo que para mí era un imposible: que fuera capaz de escribir, de comunicar, de compartir cualquier cosa que me saliera del bolo. Ella ha cumplido a rajatabla su compromiso: “haz lo que quieras y como quieras” y yo, espero, he cumplido el mío: “aprenderé a escribir”. No sé si lo he conseguido, pero sí sé que me siento como esa niña bajo la lluvia: completamente feliz. Ahora ya no le tengo miedo al teclado, a la página en blanco; ahora puedo engarzar palabras con mejor o peor acierto, pero con la sensación de que escribir es un alivio y no una amenaza. Era un gran reto pendiente y se ha convertido en un placer que crece.
A lo largo de éstos 5 años nos hemos conocido. Hemos entrado y salido. Hemos mantenido la fidelidad y hemos huido. En 5 años me habéis enseñado a ser paciente, a ser dúctil, a saber leer aunque me insultéis, a no creerme todos los piropos que me regaláis, a puntuar, a ordenar las frases, a corregir errores, a sumarme a causas, a compartir penas y alegrías. En 5 años han nacido niños en este bendito Bolo; han desaparecido personas queridas para siempre; nos hemos encontrado y hemos roto. Ha pasado casi de todo.
Quizá por eso Ana Rosa Semprún, periodista como yo, decidió que había llegado el momento de publicar un libro al que no le diría, como había hecho siempre a lo largo de los años, de muchos años, que no. “Ahora ya está escrito, no me puedes decir que no”, fueron sus palabras hace unos meses. El libro del Bolo está en el horno. Espero que la directora de la Editorial Espasa no se enfade hoy conmigo por desvelar este secreto. Hoy es un día importante y qué mejor que compartir algo así con todos vosotros. Además, ese libro no hubiera sido posible sin la ayuda de una bolera que descubriré en su día. Ella sabe que sus manos han sido mis manos, su corazón, mi corazón y sus sugerencias, mis decisiones. Tiempo al tiempo.
También os pongo un regalo. Es un video que quizá ya conozcáis. Como si del mejor símbolo se tratara, como si no pudiera encontrar mejor metáfora, Sue44 me envió este video y con él quiero celebrar nuestro cumpleaños.
A partir de ahora en el blog podrán aparecer piezas de video además de las fotografías habituales. Las mejoras técnicas permiten eso y muchas cosas más que mis querid@s compañer@s de la web os explicarán un día de éstos.
A t od@s ellos dejo aquí mi agradecimiento por sus desvelos y sus ayudas; queda aquí el mayor de mis abrazos.
El elefantito necesitó que su madre le arreara para respirar. Las palabras del Bolo tienen que seguir teniendo vida y ella solo llegará desde la libertad y la aceptación de todos los colores. Gracias a cada uno de los que alguna vez decidisteis dejar vuestros comentarios. Gracias por la curiosidad, el interés y la fidelidad.  Gracias por 5 años de emociones. 
 
Mercedes Milá