Mercedes Milá nos recomienda vivamente...

El día de mi santo mis hermanos me regalaron un libro. Saben bien que es el mejor regalo posible. Me lo regalaron porque lo habían leído y su entusiasmo envolvía aquel día el paquete de nuestra librería + BERNAT. Supongo que a todos os pasará igual: la lectura por contagio, es lectura segura. Anoche lo terminé y necesito compartir con vosotros algunas cosas.

“Belmonte, matador de toros” Libros del Asteroide. De principio a fin, una joya literaria. Lo escribió un periodista sevillano del que, en estos momentos, ando buscando excusas para saber más.

La fotografía que cuelgo es de su hija, Pilar Chaves a la que no conozco pero espero tener la oportunidad de hacerlo en un viaje al sur de España, donde vive. Siento una necesidad casi física de sentir su mirada, escuchar su voz, compartir alguno de sus recuerdos. Su padre Manuel Chaves Nogales fue periodista y dejó su alma en ese oficio.

No importa que te gusten los toros o que los abomines; no importa que jamás hayas entrado en una plaza, que nunca hayas siquiera leído una sola línea que hable de esa fiesta que hemos llamado nacional; da exactamente igual. La biografía que Chaves Nogales escribió sobre Juan Belmonte es un texto tan bello que merece que lo compres y lo leas; que lo hagas sin prejuicios; que te dejes llevar por la vida a borbotones que sangra cada palabra. Encontrarás el alma de un hombre que fue torero pero podría haber sido cualquier otra cosa, lo definitivo es que encontrarás su alma y la entenderás gracias a que un periodista ha escrito ese libro.

Cuando algo me emociona tanto busco en google, bendito google que ahora nos pone tan cerca lo que antes era alejado e incierto, y me trago todo lo que me ayude a conformar el puzzle de la vida de esa persona que ha logrado apasionarme. En esa búsqueda he encontrado muchas cosas pero quiero compartir unas pocas líneas para que se entienda mejor lo injusto que puede ser el paso del tiempo que entierra casi sin resquicio la existencia de un ser humano que todos tenemos derecho a conocer. Digo casi sin resquicio porque la historia nunca es del todo definitiva o, eso soñamos muchos, y como si de una inmensa olla de potaje se tratara, un día nos guiña el ojo esa pieza que el destino había abandonado para siempre. Esos resquicios son los que nos dan sorpresas de felicidad. Ese resquicio ha hecho que hoy Pilar, su hija, sea nuestra foto de portada.

Escribí este post el 4 de Octubre y habían pasado pocos días cuando llego su comentario: la nieta de Chaves Nogales dio señales de vida. Es de eso de lo que hoy quiero escribiros: de la magia de un blog. Cuando compartes en Internet palabras y sentimientos, sabes que estás echando una botella con un mensaje al mar. Desde pequeña he soñado con encontrar en alguna orilla unas palabras lejanas de alguien que, con fe, hubiera confiado al océano su corazón.

Isla Ramos Chaves es nieta de Manuel Chaves Nogales, hija de su hija pequeña. Isla fue quien leyó mi post y se lo contó a su tía, la única hija viva del escritor; esa mujer de la foto de la que hablaba en el post, que os he colgado arriba y a la que deseaba tener la oportunidad de conocer algún día. Me cuenta su sobrina que a pesar de ser una mujer mayor, está llena de energía y fuerza, tiene una magnífica memoria y acepta hablar conmigo de su padre. Vive en el sur y, según me dice Isla, es muy buena cocinera.
Pilar Chaves ha trabajado con gran mimo al lado de Luis Solano, director de El Asteroide, la editorial que más atención ha dedicado a los libros, casi olvidados, de su padre. Vigila cada línea que se ha recuperado, controla todas las informaciones que salen a la luz de un padre que, como tantos y de forma tan dolorosa, fueron atropellados por la victoria del bando nacional tras la Guerra Civil del 36. En el caso de este periodista extraordinario se dan todos los olvidos posibles: defendió y así lo escribió en todo momento, que millones de españoles fueron víctimas de dos bandos extremos: fascistas y comunistas. No perteneció a nadie, fue descriptor de lo que vio y esa postura le dejó sin defensores, le abandonó para la historia.

Pasados muchos años sus libros fueron rescatados por escritores jóvenes y los españoles pudimos leer su obra. Os la recomiendo vivamente.
El próximo día 30, el Viernes que viene, creo que podré, por fin, ver los ojos de esta mujer y hablar con ella de unos libros que me han cautivado.
Esa será la fuerza de un blog y eso será lo que espero compartir con todos vosotros cuando vuelva llena de historias y emociones; cuando haya conseguido encontrar esos resquicios de la historia.

Continuará.
 
Escribe:  Mercedes Milá, periodista, socia de la Librería +Bernat y autora del Blog Lo que me sale del bolo

1 comentario:

  1. Estoy segura de que esa continuación merecerá la pena.
    Nadie que se ha limitado a narrar y vivir debiera caer en el olvido, para nosotros lo has rescatado.
    Saludos
    S

    ResponderEliminar