El voluntariado cultural existe!!!

Muchos no confiaban en lo que Montse llamaba Voluntariado Cultural...


Las obras iban avanzando.


Mientras, en el local original Montse, Maite, y los habituales de la bernat resistían los ruidos, el polvo y la reforma como podían…


El espacio se reducía, y se instala una puerta que hace inaccesible el paso al antiguo pasillo y al almacén.


Se acerca la fecha, el 23 de abril y las cajas de libros van llegando.


Se multiplican por momentos


Tensión en el ambiente


Montse parece tranquila...


Confía en el voluntariado cultural